Comprar nuestros libros en el MUNDO (impreso – digital)

 

Tengo la convicción de que la ciencia es uno de los más maravillosos inventos humanos y la forma de conocimiento disponible más idónea. Sin embargo, este libro no es un acrítico panegírico de sus logros; pero tampoco, a pesar de que el título pueda sugerirlo, un nuevo rezongo anticientífico posmoderno. Se ocupa, en cambio, de recorrer algunos de los límites de esa actividad que nos ha dado episodios deslumbrantes y, como toda práctica humana, también puede incluir un costado abyecto. Se abordan temas que habitualmente son considerados como algo irrelevantes o externos a las ciencias en sentido estricto. Esos temas que están siempre en los bordes, en los suburbios, pero que surgen inequívocamente de la actividad científica.

Es que pensar desde los límites conlleva una gran potencia heurística y conceptual, porque donde hay límites, hay zonas grises, zonas de intersección más o menos amplias y difusas. Así, muchas veces los límites separan artificial o forzadamente lo que en realidad son solapamientos, bordes borrosos, interacciones que resultan más potentes e interesantes para explicar fenómenos o procesos complejos como el de la ciencia.
Así, en este libro se analizan los límites e interacciones entre las ciencias y el contexto sociohistórico; los límites de las ciencias como fenómeno propio de nuestra cultura; entre campos disciplinares que arbitrariamente compartimentan el saber logrado por la Humanidad; entre la filosofía y la ciencia; entre ciencia e ideologías, literatura, religión o pseudociencias.
H.P.