LUnar

desconoce
la tersura
blanca
bajo
el relieve


desconoce
el olor
dérmico
de la rosa

las diurnas
implicancias
sintientes
de lo que
el observador
toca
huele
degusta


lo hace
a una distancia
a un tiempo
que le permite
disfrutar
una implosiva fantasía
manifiesta
en esta palabra

diurnamente
se regodea
en sus imaginarias
certezas sensoriales


certezas
devenidas
de una
epidérmica
imagen que
retorna
en una
azarosa
madrugada púrpura


la madrugada púrpura
trae
de rebote
una placentera
noche
pasada
reanimando
certezas


certezas
del relieve
terso
al tacto


terso
a causa
de una juventud
admirada
sentida
con el cuerpo

certezas
del sabor
de vivos
colores
botánicos


certezas
de su olor
a flor desmigajada


certezas
de la silenciosa
repetida
pulsión
mostrativa
de sí